El inglés era una necesidad profesional que no podí­a escapar. Los diferentes proyectos en los que participamos en los úlltimos años siempre me ponía­n en contacto con la necesidad de manejarlo en un nivel avanzado, sobre todo en la parte escrita. Gracias a las clases con BSR Idiomas, y su programa de coaching personalizado, enfocamos mi tiempo de clase en desarrollar las habilidades que necesitaba para poder responder a las exigencias de mi trabajo y logramos excelentes resultados.