No es lo mismo recibir una clase grupal a una individual y una clase con un profesor convencional a una clase con un language coach. Y esto es lo que nos ayuda a marcar la diferencia en BSR Idiomas, contamos con diferentes coaches, cada uno con un estilo y enfoque especial que se adaptan a cada uno de los estudiantes.

Para Monisha Pasupathi, profesora de psicología de la Universidad de Utah, el aprendizaje es un proceso complicado que depende de muchos factores como el qué se está aprendiendo, el cuándo, el porqué y el por quien. Constantemente utilizamos la palabra ‘aprendizaje’ para los idiomas y a veces pienso que el término puede dirigirnos incorrectamente. Para muchos aprender un tema implica un esfuerzo racional, una habilidad que exige solamente el uso del cerebro. Considero que un idioma se aprende con el corazón, con el estómago, y de repente con un montón de lágrimas! 

Y es que a la hora de aprender un idioma como el Inglés, Francés, Portugués, Polaco o Español para extranjeros estamos entrando en un gran reto y esto implica un gran esfuerzo consciente en olvidar patrones sonoros y rítmicos de nuestro idioma materno los cuales fueron incorporados en nuestros primeros años. A esto sumemos el factor común en nuestros estudiantes, que son en su mayoría ejecutivos con poco TIEMPO para dedicar al aprendizaje del idioma. Es está la diferencia entre un niño y un adulto. Los niños tienen el tiempo para aprenderlo, los adultos la tienen más difícil en ese sentido. Al niño no le importa lo que piensen otras personas si habla mal, trata el segundo idioma como un juego y está mucho más dispuesto a cometer errores, todo reto es divertido y además tiene el espacio para hacerlo. 

En cambio un adulto tiene que ir al trabajo, tiene responsabilidades en la casa, está casi siempre consciente de lo que los demás piensan y opinan de él, y de paso, en caso del inglés, sabe que es el idioma universal en estos momentos y que no hablarlo puede limitar sus posibilidades profesionales en el futuro (y en el presente también). En vez de ser un juego, aprender un idioma se convierte en una obligación donde mucho ‘está en juego’ y desafortunadamente ‘perdemos’ esa libertad para cometer errores que teníamos cuando niños. 

 Pasupathi, Monisha. “Myths about Learning.” How We Learn. Audio Course. Chantilly, VA: The Teaching Company, 2014