El mundo de la enseñanza de idiomas está lleno de opciones, hay para todos los gustos: desde escuelas de renombre con programas estructurados para responder a una gran afluencia de estudiantes, hasta profesores individuales dispuestos a atender a sus clientes sin importar el lugar y la hora del dí­a.

Todas las alternativas tienen sus ventajas y desventajas: diversidad de precios, flexibilidad en los horarios, la calidad de los profesores, diferentes métodos y hasta la tradición y reputación de la empresa o escuela. Por más de diez años BSR Idiomas ha respondido a las necesidades personales de sus clientes. Basados en una encuesta realizada recientemente, hemos decidido presentar las 5 principales razones por las cuales nuestros clientes confían en nosotros para estudiar un idioma.

 

 

1) Calidad en el servicio: BSR es una empresa cuyo único fin es servir al cliente. Hacemos todo lo posible para resolver las necesidades de cada uno de nuestros estudiantes y respondemos en el menor tiempo posible a cualquiera de sus inquietudes.

2) Flexibilidad: Sin importar la hora, BSR está dispuesto a mover sus recursos y programar las clases de acuerdo a la agenda de nuestros clientes. Dentro de unos lí­mites sensatos, los clientes pueden cancelar y re-programar sus clases sin impactar la continuidad de su proceso.

3) Seriedad: Los profesores y el equipo de BSR están comprometidos con el avance de cada uno de nuestros estudiantes. Las clases son amenas y divertidas sin perder el objetivo.

4) Puntualidad: BSR tiene uno de los mejores índices de puntualidad en el mercado. En la eventualidad de que el profesor llegue tarde el tiempo se reemplaza sin cuestionamientos.

5) Personalización: Tratamos a cada uno de nuestros estudiantes cómo si fuera nuestro único cliente. Cada proceso es adaptado a las necesidades, nivel y objetivos puntuales del estudiante. BSR no busca volumen, busca resultados en los procesos. Los clientes que trabajan con nosotros pueden dar fe de esto.