Ojalá tuviera una respuesta precisa para esta pregunta. En los más de 20 años que he trabajado como language coach en la ciudad de Bogotá, ayudando a ejecutivos a aprender y mejorar su inglés, la gran mayoría de los estudiantes quiere saber si existe una técnica o un método que garantice al 100% el aprendizaje de un idioma. Muchos quisieran que existiera un chip, como en la película ‘The Matrix’, que permita dominar un determinado conocimiento simplemente con implantarlo en el cuerpo. Otros están preocupados con el tiempo y el dinero que tienen que invertir para este fin. Nosotros les decimos que pretender dominar un idioma en un tiempo corto es como intentar acelerar el crecimiento de un árbol, y eso sólo ocurre en los documentales donde filman tomas de fracciones de segundo que aceleran los procesos naturales, y nos muestran en 1 minuto lo que sucede en seis meses. En el mundo hay miles de técnicas y métodos que contribuyen a que logremos aprender un idioma, pero es claro que no vamos a lograr nuestras metas mientras no estemos dispuestos a poner tiempo y dedicación.

 

Aprender Inglés de adulto es posible con BSR Idiomas

 

¿Cual es la teoría que gobierna el aprendizaje de un segundo idioma? Utilizamos los mismo instintos de aprendizaje que para el resto de las habilidades? Monisha Pasupathi sugiere que aprender un segundo idioma es difícil ya que implica un esfuerzo consciente en olvidar patrones sonoros y rítmicos de nuestro idioma materno los cuales fueron incorporados en nuestros primeros años. En cierta medida, tendríamos que olvidar para volver a aprender y eso hace que un segundo idioma sea una tarea que requiere mucho esfuerzo.[1]

La situación cambia un poco en hogares donde el niño viene de un hogar en donde cohabitan dos lenguajes, el del padre y el de la madre, o en ciertos casos en donde los padres hablan un idioma y viven en un país donde se habla otro idioma diferente. En estos casos el niño crece hablando los dos idiomas (aunque hay casos en donde es posible que se mezclen los idiomas y eventualmente los padres deciden que es mejor enseñar uno solo).

¿Cómo sería el procedimiento si un niño que nace en un país de habla hispana quiere aprender inglés? Asumiendo que los padres no hablan el idioma objetivo la primera opción es buscar un colegio bilingüe, actividades extra-curriculares, o recurrir a videos o programas de televisión en el segundo idioma; y aunque el niño no está rodeado completamente de este, lo aprende bastante bien en la mayoría de las ocasiones. ¿Tienen los niños algo de especial en comparación a un adulto para aprender un idioma? Influye el hecho de que su cerebro este desarrollándose para que aprenda más rápido?

 

BSR Idiomas

Aprender un idioma de adulto es posible con BSR Idiomas

 

Estudios indican que mientras más tarde iniciemos el aprendizaje de un segundo idioma, más difícil va a ser que lleguemos a un nivel de perfección en este. En una investigación realizada en el 2003, en donde se evaluó a un grupo de personas cuyo segundo idioma era el sueco, y que vivían después de muchos años en este país, los resultados determinaron que aunque el nivel de idioma de estas personas era casi perfecto, se notaba una diferencia entre estas personas y las que hablaban desde la infancia en pruebas en donde su conocimiento del idioma fue puesto al extremo.[2]

Otras teorías indican que la única razón por la cual los niños aprenden un segundo idioma mas rápido, y fácilmente, que un adulto está explicada en una sola palabra: TIEMPO.[3] Los niños tienen el tiempo para aprenderlo, los adultos la tienen más difícil en ese sentido. Al niño no le importa lo que piensen otras personas si habla mal, trata el segundo idioma como un juego y está mucho más dispuesto a cometer errores, todo reto es divertido y además tiene el espacio para hacerlo.

 

Sin importar la edad y el tiempo que te tomes, puedes aprender inglés con BSR Idiomas

 

En cambio un adulto tiene que ir al trabajo, tiene responsabilidades en la casa, está casi siempre consciente de lo que los demás piensan y opinan de él, y de paso, en caso del inglés, sabe que es el idioma universal en estos momentos y que no hablarlo puede limitar sus posibilidades profesionales en el futuro (y en el presente también). En vez de ser un juego, aprender un idioma se convierte en una obligación donde mucho ‘está en juego’ y desafortunadamente ‘perdemos’ esa libertad para cometer errores que teníamos cuando niños.

 

[1] Pasupathi, Monisha. “Acquiring a Second Language.” How We Learn. Audio Course. Chantilly, VA: The Teaching Company, 2014

[2] Hyltenstam, K. & Abrahamsson, N. (2003). Maturational constraints in SLA. In C. J. Doughty & M. H. Long (Eds.), The handbook of second language acquisition (pp. 539-588). Malden, MA: Blackwell.

[3] http://pandora.cii.wwu.edu/vajda/ling201/test4materials/secondlangacquisition.htm